• Antípodas y lugares curiosos
Acapulco de Juárez, primer puerto turístico internacional de México

Acapulco de Juárez, primer puerto turístico internacional de México

  • ocrum
  • 13 de septiembre de 2018

Acapulco de Juárez es una ciudad de México, en el Estado de Guerrero, situada en la bahía de su nombre. Tiene 515.364 habitantes y es importante por su turismo, al que se debe su gran desarrollo económico y demográfico, y estación balnearia. Se comunica con la capital de la República por una magnífica carretera de 458 km. Exportación de tabaco, café, pieles y madera. Excelente puerto.

Coordenadas geográficas de Acapulco de Juárez: 16°51′46″N 99°53′13″O. Las antípodas de Acapulco está en un punto del Océano Índico, la costa más cercana se encuentra a 1.087 Km, una pequeña isla llamada West Island que pertenece a las Islas Cocos.


Índice de contenidos


Historia de Acapulco

Acapulco fue el único puerto en la costa occidental de México durante todo el período colonial. Situada a solo 400 kilómetros de la Ciudad de México y posee uno de los principales puertos de México. Acapulco se estableció entre 1530 y 1550 como base para la exploración del Pacífico. La suerte del pequeño puerto cambió en 1564 cuando una expedición patrocinada por el rey Felipe II (1527-1598) de España recomendó el uso de Acapulco como puerto para el comercio con Filipinas.

En 1573, el primer galeón cargado de productos asiáticos llegó al puerto. Esto inauguró el comercio de Manila, o "flota de China", que transportaba productos asiáticos a través del océano hasta Acapulco, donde se intercambiaban por plata. Con la llegada de cada flota, los comerciantes de Ciudad de México fueron a Acapulco para comprar seda, especias y otros artículos de lujo, que cotizaban a precios favorables como resultado de la escasez de lingotes en Asia.

Después de 1575, las mercancías asiáticas que llegaban a Acapulco se enviaban no solo tierra adentro a la ciudad de México, sino también a Perú, donde los productos asiáticos tenían precios más altos. De hecho, a principios del siglo XVII, la cantidad de plata de Potosí que fluía a través de Acapulco a Asia fue una preocupación seria para la Corona española, lo que condujo a la prohibición absoluta del comercio entre Perú y España en 1631.

Un objetivo tentador para los piratas a medida que crecía el comercio en Manila, Acapulco se fortaleció a principios del siglo XVII y así evitó el saqueo, aunque los galeones eran vulnerables. Debido a que la flota llegó solo una vez al año, Acapulco nunca llegó a tener un tamaño que refleje su importancia como centro de operaciones en un comercio tan valioso. Además, entró en un declive vertiginoso con la disminución del comercio de Manila en el siglo XVIII, una manifestación de una pérdida generalizada del dominio español. En 1774, solo quedaban ocho vecinos españoles (residentes con propiedades) en Acapulco. El último galeón de Manila llegó a Acapulco en 1815, señalando el fin de la prominencia de Acapulco en el comercio transpacífico.


Turismo en Acapulco

Acapulco, sin embargo, estaba destinado a un papel muy diferente. En 1927 se abrió una carretera hacia la ciudad, y el primer hotel fue construido en la playa en 1938. Miguel Alemán, como presidente de México, promovió el desarrollo del turismo en Acapulco con la finalización de una carretera pavimentada de cuatro carriles en 1955.

Acapulco se convirtió rápidamente en un importante centro turístico. En la década de 1990, la finalización de la ruta conocida como la Ruta del Sol, que conecta la Ciudad de México con Acapulco, mejoró aún más la accesibilidad. El crecimiento sin control de la ciudad, ha creado problemas con el agua y las aguas residuales, la contaminación de la bahía y un deterioro general de la ecología. El hacinamiento ha causado una escasez de viviendas y ha resultado en una expansión de asentamientos ilegales en las laderas de las montañas que rodean la bahía.

En 1997, el huracán Pauline tocó tierra, destruyó casas e inundó la ciudad con lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra. Desde este desastre, el gobierno ha invertido para reconstruir la infraestructura y mejorar los servicios de la ciudad. Los fondos municipales, estatales y federales en 2003 se destinaron a la limpieza de la bahía.

Los nuevos resorts continúan abriéndose a lo largo de las costas del Pacífico y el Caribe de México, pero Acapulco, con su invierno seco y su población multirracial, se ha mantenido como un destino popular para los turistas mexicanos y extranjeros.


Ciudad hermanada

Acapulco es ciudad hermana de Ordicia desde 2008, conocida durante siglos como Villafranca, y durante el siglo XX también llamada Villafranca de Oria, es un municipio de la provincia de Guipúzcoa.


Qué ver en Acapulco

La Quebrada

La Quebrada es una de las atracciones turísticas más famosas de Acapulco. Los buceadores entretienen a los turistas saltando de cualquiera de las dos repisas en el acantilado, una que mide 40 pies de alto y la que tiene 80 pies de alto.

Fuerte de San Diego

El Fuerte de San Diego, anteriormente conocido también como Fuerte de San Carlos, es un fuerte muy popular en Acapulco. Fue construido por el Imperio español, y fue una de las fortificaciones españolas más importantes a lo largo de la costa del Pacífico.

Playa Icacos

Una de las playas más conocidas y populares, suele ser la que más se ofrece a los turistas.

Playa Majahua

Acogedor lugar de playa con arenas doradas y aguas tranquilas, además de un restaurante que sirve marisco y cócteles.

Catedral de Nuestra Señora de la Soledad

La Catedral de Nuestra Señora de la Soledad es el principal templo católico de la ciudad de Acapulco, ubicado en el centro de la ciudad, frente a la Plaza Álvarez. Es la sede episcopal de la Arquidiócesis de Acapulco desde 1958.


Mapa de Acapulco

Vídeo relacionado

Añade tu comentario