• Antípodas y lugares curiosos
Antananarivo, qué ver en la capital de Madagascar

Antananarivo, qué ver en la capital de Madagascar

  • 26 de junio de 2019

Antananarivo es una ciudad capital de Madagascar y de la provincia de su nombre. La población de Antananarivo es de 1.052.835 habitantes. Centro administrativo, cultural e industrial. Antiguamente se llamó Tananarjve.

Antananarivo es una ciudad que se encuentra sobre una colina que se eleva a 1248 metros sobre un área de arrozales. Es la capital del país y también es el pulmón económico y administrativo de la isla.

Origen de Antananarivo

La capital debe su nombre actual al rey Andrianjaka, quien reinó en el siglo XVII. Antananarivo significa literalmente la ciudad de millas y se origina en una fortaleza construida en el siglo XVII por los jefes de la etnia Merina.

Desde el siglo XVIII, estos jefes hicieron de la ciudad su residencia principal, y alrededor de 1790 erigieron un gran palacio que domina con orgullo la ciudad: el Palacio Manjakamiadana.

El ascenso de la ciudad comenzó en los días del rey Radama I. Cuando el país se independizó en 1960, la capital se modernizó y se convirtió en una de las ciudades más interesantes de África.

Las peculiaridades de la capital

Nadie puede permanecer indiferente ante la belleza de esta ciudad en el centro de la isla. Dentro de ella, los contrastes entre las infraestructuras erigidas constituyen su encanto principal. De hecho, aunque los edificios modernos y los rascacielos aparecen cada vez más en el corazón de Antananarivo, las casas tradicionales logran escabullirse entre sus enormes edificios y también encuentran sus lugares en los alrededores de la capital.

Pero Antananarivo también es conocido por sus mercados animados como Analakely o Andravohangy. ¿Y qué hay de sus centros de artesanía, sus iglesias, algunas de las cuales imitan a la perfección la arquitectura de las grandes iglesias modernas de Europa, sus avenidas aún vivas, museos y parques?

Descubrir Antananarivo es sin duda una de las experiencias más fascinantes que un visitante de otro lugar debería probar.

¿Qué visitar en Antananarivo?

 

La lista es larga si se trata de enumerar los lugares que vale la pena visitar de la Capital. Pero entre los sitios recomendados para los visitantes están los parques de Imeritsiatosika Lemur, el parque de Tsimbazaza, el palacio de Antongona en Imeritsiatosika y la granja de cocodrilos de Ivato.

Parque de los lémures de Imerintsiatosika

Este zoológico a las puertas de la capital se creó en 2001 para mostrar el las diferentes especies de lémures y, a largo plazo, para reintroducirlos en su entorno natural.

Caminarás en un parque botánico de 5 hectáreas donde podrás ver 9 especies de lémures en total libertad.

Excursión perfecta para toda la familia, incluso los más pequeños podrán beneficiarse de la actividad con total seguridad.

Parque Tsimbazaza

El verdadero pulmón de la capital, está ubicado a solo 15 minutos del centro de la ciudad. Te encuentras inmerso en un agradable jardín botánico donde conviven muchas especies de plantas y animales. Los amantes de la naturaleza apreciarán la cantidad de plantas exóticas y endémicas que salpican el parque. Pero también el zoológico, donde se pueden ver muchas especies, incluidos los famosos lémures pero también aves endémicas, serpientes, camaleones, ranas ... ¡Ideal para una caminata en la naturaleza en el corazón de la ciudad!

El antiguo pueblo de Antongona

Antananarivo está rodeado de muchos pueblos antiguos que nos remontarán a algunos siglos atrás. Uno de los más interesantes es, sin duda, el de Antongona, que está en la puerta de Imerintsiatosika. Ofreciendo un paisaje único y lo suficientemente rústico, disfrutarás de la tranquilidad que emana del lugar. Además, disfrutando de una ubicación excepcional, admirarás la impresionante vista de las colinas de Imerina.

La granja de cocodrilos de Ivato

La granja de cocodrilos está ubicada a solo quince kilómetros de Antananarivo. Esta granja merece un día en familia o con amigos, ideal para cambiar de aire y observar los peligrosos cocodrilos del Nilo. Pero eso no es todo, también puedes ver muchos lémures, fosas (son depredadores de Madagascar), serpientes, boas y avestruces en un entorno exótico donde las palmas, el limón y las orquídeas crecen libremente.