• Antípodas y lugares curiosos
¿Cómo visitar Ámsterdam en 2 días?

¿Cómo visitar Ámsterdam en 2 días?

  • 6 de noviembre de 2019

Ámsterdam no tiene un hito icónico como puede ser Roma, pero tiene una atmósfera que la hace única. Y qué atmósfera: los canales, los adoquines, los pequeños puentes con las barandas blancas, las bicicletas, la vida tan agitada como calmada. Es uno de los destinos europeos más populares para un fin de semana, ya sea con amigos, familiares o amantes ...

Ámsterdam

Ámsterdam es la ciudad más grande de los Países Bajos, y también su capital ... ¡aunque no es la sede de la familia real, ni el parlamento, ni ningún ministerio! Esta curiosidad administrativa ayuda a convertirla en una ciudad diferente: tiene todo lo mejor de las grandes ciudades.

Canales de Ámsterdam

La ciudad tiene 100 km de canales concéntricos, formando 90 islas conectadas por casi 1500 puentes (¡tres veces más que Venecia!) ... Los más conocidos de estos "grachte" se llaman Keizersgracht, Herengracht y Prinsengracht, son anchos o estrechos, pretenciosos o íntimos, todos con el mismo estilo basado en adoquines a veces claros, a veces rojos, marrones o casi negros.

Mirando a las viviendas de los canales, verás una gran cantidad de casas con una viga que sobresale de la ventana más alta de la fachada: esta es la polea utilizada para subir los productos al ático desde la calle, un recordatorio de la rica ciudad comercial de Ámsterdam, especialmente en el siglo XVII.

A Ámsterdam llegaban barcos de todo el mundo, especialmente colonias desde Sudáfrica e Indonesia, pero también de China, India, y del Caribe ...

¿Por qué no hacer un recorrido en barco por Ámsterdam? Las vistas son impresionante sobre el agua, especialmente cuando se trata de pasar por debajo de los puentes, ¡no son muy altos los puentes de Ámsterdam! El más famoso de estos puntos es el Magere Brug (el llamado "puente delgado", originalmente tan estrecho que dos personas apenas podían cruzarse) que se levanta regularmente para dejar pasar barcos más grandes.

¿Qué ver en Ámsterdam?

Como dijimos al principio, en realidad no hay ningún hito turístico importante en Ámsterdam, a diferencia de otras capitales europeas como Madrid, Londres o Roma. Lo ideal es quizás perderse por los canales ...

Inevitablemente conocerás algunos de estos puntos de interés: El Nieuwmarkt ("el nuevo mercado"): es una de las principales plazas de Ámsterdam y el epicentro de los canales de la ciudad. En el centro de la plaza se encuentra el edificio medieval de Waag, que aloja un restaurante. Todos los días hay un mercado (mercado orgánico el sábado).

Otro mercado emblemático es el mercado de las flores ("Bloemenmarkt") a lo largo del Canal Singel. Encontrarás una gran cantidad de flores, "en flor" o bulbos y especialmente tulipanes de todas las variedades, ¡y a precios muy interesantes!

Los dos museos principales, construidos no muy lejos el uno del otro, al sur del casco antiguo: el recientemente renovado Rijksmuseum, dedicado a las mejores obras de arte holandés del siglo XVII (Rembrandt en particular) y el Museo Van Gogh, dedicado a la otra "estrella" de la pintura holandesa.

Una visita muy conmovedora: la casa de Anne Frank, donde la joven adolescente judía, escondida con su familia escribió su diario antes de ser capturada y deportada con sus familiares a un campo de concentración. Es su padre, el único sobreviviente de la familia, quien publicará los escritos de su hija a su regreso a Ámsterdam.

The Dam es la plaza más famosa de Ámsterdam: está el palacio real, antiguo ayuntamiento, donde se puede ver el extraordinario salón barroco (burgerzaal) dedicado a la gloria de la antiguas colonias holandesas. Al lado del palacio, está Nieuwe Kerk ("la Iglesia Nueva") donde encontrarás exposiciones temporales.

No muy lejos de aquí se encuentra el Begijnhof ("Begijnhof"), recinto tranquilo en el corazón de la ciudad: las antiguas casas de las monjas con su bonita fachada roja.

En el lado occidental del casco antiguo, el distrito de Jordaan se ha convertido en un barrio de moda. Anteriormente un barrio popular, se ha convertido en el distrito de moda de Ámsterdam. Encontrarás muchas tiendas y cafeterías llenas de personalidad, especialmente en el área llamada Nine Streets ("Negen Sraatjes").

En el mismo distrito encontrarás la magnífica sinagoga portuguesa, una de las más antiguas y bellas de Europa, o en Ons Lieve Heer op Solder, una iglesia que fue clandestina situada en el ático de una mansión.

No muy lejos de la estación de tren, la Biblioteca Pública de Ámsterdam ofrece en su restaurante situado en el octavo piso unas impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Una palabra sobre el famoso Barrio Rojo, ubicado entre la Estación Central de Ámsterdam y Dam. En las afueras de Damrak, el antiguo puerto comercial de la ciudad, el distrito siempre se ha dedicado a los placeres de los marineros. Sigue siendo un templo de la lujuria y se ha vuelto excesivamente turístico. Almas sensibles, estáis advertidos.

Si pasas varios días en la ciudad, puede valer la pena alquilar un coche en Ámsterdam y hacer un recorrido de uno o dos días por la costa.

Vida nocturna en Ámsterdam

Curiosidades culturales de Ámsterdam

Ámsterdam es un destino ideal para salir, ya que ofrece una gran variedad de restaurantes, bares, discotecas, etc. En general, ten en cuenta que las tarifas a veces pueden parecer un poco altas (sí, Ámsterdam a menudo se las arregla para hacerle olvidar que está en una capital).

Uno de los encantos de los Países Bajos reside en los cafés marrones, los viejos trozos oscuros que han conservado sus muebles, y donde el tiempo parece haberse detenido. Se oponen a los modernos cafés blancos que están apareciendo en todas partes.

Para las comidas, probablemente no irás a los Países Bajos por su riqueza gastronómica. Los holandeses mismos son aficionados a la cocina mundial. Es posible que puedas probar el kipsaté, un plato cuasi nacional inspirado directamente de Indonesia, antigua colonia holandesa: es pollo ("kip" en holandés) acompañado de saté, una salsa espesa con maní.

De lo contrario, si viajas a Ámsterdam entre mediados de mayo y finales de junio, déjate tentar por los "matjes", arenques frescos que se consumen en la calle. Los quesos tienen un interés limitado a priori. Sin embargo, no dudes en probar un viejo Gouda (pronunciado "Raoda") en un mercado. Es áspero como un queso parmesano, pero no tiene nada que ver con las rodajas de Gouda joven que se venden en los supermercados.

En lo referente a los dulces, siempre hay poffertjes, pequeñas bolas de masa de gofres cocidas en moldes de hierro fundido y espolvoreadas con azúcar o chocolate.

En general, los holandeses tradicionalmente comen muy ligero al mediodía, una sopa, y cenan bastante temprano, a las 18:00.

Guía de Ámsterdam

No debes tener problemas para llegar a Ámsterdam. El aeropuerto de Schipol es uno de los más grandes de Europa (el billete de tren entre el aeropuerto y la estación de tren cuesta alrededor de €3,50).

Clima en Ámsterdam: el clima es oceánico y, por lo tanto, a menudo húmedo y cambiante. Es posible visitar Ámsterdam en cualquier época del año, pero será mucho más hermoso entre mayo y agosto.

Ten cuidado con el 27 de abril: con motivo de la Fiesta del Rey, toda la ciudad - todo el país - está adornada con naranja. Recuerda reservar con anticipación tu hotel, apartamento u hostal (esto generalmente también es válido para la temporada de verano).

Para moverte por Ámsterdam, olvídate del coche. Lo ideal es caminar o en bicicleta. Alquilar una bicicleta cuesta unos 10 euros por día y persona.

Ámsterdam es un destino muy solicitado por los jóvenes, son muchos los portales de Internet que ofrecen ofertas y buenos planes para pasar dos días en la ciudad. Nosotros utilizamos Waynabox, es un original servicio de viajes sorpresa que te ayudará a planificar tu viaje a buen precio.

Por último, hemos leído algunas opiniones de Waynabox muy positivas como buscador de viajes, ofrecen diferentes destinos a escoger tanto a España como en Europa, ¿prueba a buscar un viaje de un fin de semana a Ámsterdam?