• Antípodas y lugares curiosos
Guía para visitar Segovia en un día

Guía para visitar Segovia en un día

  • 24 de abril de 2020

La hermosa ciudad de Segovia, rodeada de llanuras y ubicada a unos 30 minutos en tren de Madrid, es ideal para una excursión de un día desde la capital española.

Segovia es patrimonio de la humanidad por la UNESCO, esta ciudad bien merece una excursión de un día.

Segovia se encuentra a pocos kilómetros de Madrid, por lo que puedes aprovechar un viaje a Madrid para visitar la ciudad. Si eres de los que primero van a visitar Madrid, te recomendamos una parada en el monasterio de El Escorial a primera hora de la mañana para continuar tu viaje hacia Segovia. ¿Qué ver en El Escorial? Un monasterio construido en el siglo XVI bajo el mando de Felipe II, el Palacio Real, el Panteón de los Reyes y el Infantes, las salas capitulares, el claustro de los cuatro evangelistas y la basílica.

Aunque es posible permanecer más tiempo, en un día se puede ver lo esencial y explorar fácilmente a pie toda la ciudad. A continuación te vamos a resumir qué ver en Segovia en un día para que aproveches al máximo la visita.

Acueducto de Segovia

Uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad es el Acueducto de Segovia, ubicado en el centro de la ciudad.

Construido por los romanos en el siglo I y restaurado en la década de 1990, tiene 894 metros de largo con alrededor 167 arcos.

Está compuesto por más de 20.000 bloques de granito.

Es mucho más impresionante cuando lees que los bloques se colocan uno encima del otro, es decir, se mantiene sobre su propio peso.

¿Sabías qué? Se dice que el acueducto es uno de los monumentos mejor conservados de la antigüedad.

Plaza San Martín

Después de caminar por las paredes de la ciudad te recomendamos que continúes callejeando por las pequeñas calles del barrio judío para llegar a la Plaza San Martín, donde se encuentra la estatua de Juan Bravo.

La plaza está rodeada por el Torreón de Lozoya, una torre que fue un arsenal, y por la Iglesia de San Martín, la iglesia románica más hermosa de Segovia.

La Catedral de Segovia

Continúa caminando un poco más hasta llegar a la Plaza Mayor, dominada por la catedral de Segovia, cuya construcción duró 200 años.

Antes de visitar el interior, tómate un tiempo para recorrer las las calles y disfrutar de esta catedral gótica desde el exterior y desde todos sus ángulos.

El nombre completo de la Catedral de Segovia es: Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos. Fue construida en el siglo XVI. Para visitarla, te costará 3 euros.

Alcazar de Segovia

Si te gusta visitar castillas no deber perderte el Alcázar de Segovia, con sus paredes y torres puntiagudas que le dan la apariencia de un castillo de cuento de hadas.

Rica en historia, se convirtió en una de las residencias favoritas de los reyes de Castilla.

También fue aquí donde Felipe II celebró su matrimonio con Ana de Austria.

El Alcázar también fue una prisión estatal durante más de 2 siglos.

El Alcázar fue destruido por un incendio en 1862 y posteriormente reconstruido, lo que ha llevado a algunos críticos a llamar la atención por no respetar la estructura original.

La visita es muy interesante a pesar de todo y disfrutarás de las diversas habitaciones ricamente decoradas, incluida la sala de las armaduras, la capilla, la sala del trono y la sala de armas ubicada debajo de la mazmorra que contiene una colección completa armas de diferentes épocas.

También puedes subir a la torre (152 escalones) para tener una hermosa vista de la ciudad y sus llanuras circundantes.

Castillo de San Ildefonso

Si tienes un poco de tiempo extra, a 20 minutos de Segovia se encuentra el magnífico castillo de San Ildefonso. Este pequeño pueblo tiene uno de los castillos más bellos, y especialmente un gran parque que no te puedes perder.

Degustar un cochinillo

Una de las especialidades de Segovia es el cochinillo asado, tienes que probarlo.

Te recomendamos el restaurante José María, ubicado cerca de la catedral y la Plaza Mayor. Reserva con tiempo si quieres tener mesa, es el restaurante más demandado y no siempre hay mesa.

El interior está dividido en 2 partes, una sección para el "bar" y un comedor.