• Antípodas y lugares curiosos
6 curiosidades de Bolivia

6 curiosidades de Bolivia

  • 15 de noviembre de 2021

El salar más grande del planeta

Situado a 3.650 metros sobre el nivel del mar, cerca de la ciudad de Uyuni, el Salar de Uyuni es un gigantesco desierto de sal que con sus 10.582 km2 es el más grande de la Tierra.


Es el primer país donde McDonald’s tuvo que cerrar

Por su gran tradición culinaria, cuyos platos tardan horas en cocinarse no es de extrañar el rechazo que sienten por la comida basura. Aún así, en Bolivia podemos encontrar una gran variedad de comida callejera (que no basura): hamburguesas, mazorcas de maíz con queso o pollo frito (nada que ver con el KFC). De hecho, en Bolivia se come mucha más carne que pescado, sobre todo porque el país perdió sus salidas al mar tras la guerra con Chile.

En Bolivia, encontrarás pizzerías porque es el país de América del Sur con mayor influencia italiana; ¡Piensa que solo en Milán hay al menos 2.000 bolivianos! Por lo tanto, es la variedad de la oferta de alimentos lo que impide que las multinacionales se establezcan en este país, junto con un fuerte apego a la cultura original, Tiwanaka, incluso más antigua que la maya.

Las coordenadas de Bolivia son: 19°02′35″S 65°15′33″O.

La cocina boliviana

En la cocina boliviana, casi todo se deshidrata y se seca según ritos ancestrales y técnicas milenarias. Estas tradiciones nacieron de la necesidad de conservar los alimentos por la ausencia de las neveras. De hecho, lo que hace que estas técnicas sean únicas es que permiten conservar los alimentos a lo largo del tiempo, pero también mantener los sabores intactos.


Chuño

En Bolivia nunca faltan las papas (patatas). ¿Y sabes por qué? Debido a que están deshidratados (la palabra “chuño” indica este proceso de deshidratación) y secados, pueden durar años, más o menos unos dos o tres. Las papas más oscuras se congelan en las montañas de la Cordillera por algunas noches y luego se llevan a secar al calor; luego se vuelven a congelar hasta el momento de su uso y cocción, que se realiza principalmente al vapor, consumido en sopas o como guarnición de carnes y quesos. Las papas blancas, en cambio, no se congelan sino que se colocan en el agua de ríos y arroyos, luego se secan y finalmente se hierven.

El nombre de Bolivia

Bolivia, nombrada en honor al "liberador" Simón Bolívar que la liberó de la dominación española, aún conserva gran parte de sus entornos naturales y tradiciones ancestrales.

Cuando Simón Bolívar liberó al estado de la dominación española a principios del siglo XIX, tomó el nombre de Bolivia en honor al "libertador". A pesar de la urbanización y la explotación de los recursos, Bolivia aún conserva gran parte de sus entornos naturales y tradiciones ancestrales. La conformación del territorio y el cierre de la población han influido en la conservación de las costumbres arcaicas. La cultura precolombina se encuentra en la producción de cerámicas y tejidos. También mantienen los rituales paganos de algunas poblaciones, celebran el Carnaval de Oruro bailadndo mientras mascan hojas de coca: una danza ancestral declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco. La música es parte fundamental de la tradición boliviana, las ceremonias se acompañan de percusión y las famosas flautas andinas.


En la tierra del maíz para descubrir la quinua

Bolivia cuenta con una extraordinaria tradición gastronómica, que a lo largo de los siglos se ha extendido por todo el mundo. Maíz, papa, quinua son solo algunos de los productos bolivianos que han entrado en nuestra dieta. En Sucre, la capital de Bolivia, se pueden degustar saltenas, panzerotti rellenos de carne y el exquisito ckocko, un platillo a base de pollo muy picante, acompañado de pisco, una especie de brandy y paceña, la cerveza típica boliviana.

La sopa de quinua es el plato más común en todas las regiones de Bolivia y a menudo se come junto con platos a base de pescado o carne de res o llama seca.