• Antípodas y lugares curiosos
Los 7 miembros originales del Salón de la Fama del Póker

Los 7 miembros originales del Salón de la Fama del Póker

  • 2 de octubre de 2021

El sueño de cualquier jugador de póker es formar parte del Poker Hall of Fame. El concepto del Salón de la Fama del Póker se hizo realidad en 1979, cuando Benny Binion, propietario del legendario Binion’s Horseshoe Casino de Las Vegas, Estados unidos, hogar de las World Series of Poker (WSOP), colocó cuadros en una pared dentro del casino para reconocer a las figuras más influyentes en la historia de póker. Los miembros del pequeño museo tenían una imagen enmarcada en forma de herradura, que sufrió cambios estéticos y de ubicación a medida que pasaban los años. En 2004, el grupo empresarial Harrah’s Entertainment (ahora Caesars Entertainment) adquirió el Poker Hall of Fame junto con las WSOP. Desde entonces, el Salón de la Fama del Póker es de naturaleza virtual, aunque sus miembros incluyen a los jugadores más influyentes del póker y otros contribuyentes importantes al juego de cartas.

Principales criterios para el Poker Hall of Fame

Antes de 2009, no existían criterios definidos para nominar a una persona al Poker Hall of Fame. Esto cambió en 2009, cuando el entonces comisionado de las WSOP, Jeffrey Pollack, anunció los criterios para convertirse en miembro del Salón de la Fama del Póker. Además, también aceptó las nominaciones por parte del público en general, con la intención de aumentar el interés por este pequeño museo ubicado en Las Vegas, considerado históricamente como uno de los mejores destinos de vacaciones para jugadores de póker.

El Salón de la Fama del Póker tradicionalmente elige a uno o dos miembros anualmente. La ceremonia de consagración se lleva a cabo antes de la final del Main Event de las WSOP, el evento de póker en vivo que determina al Campeón del Mundo. Los principales criterios para el Poker Hall of Fame son los siguientes:

  • El jugador debe haber jugado al póker en torneos reconocidos.
  • Tener un mínimo de 40 años en el momento de la nominación.
  • Haber jugado High Stakes (altas apuestas)
  • Jugar consistentemente bien, ganándose el respeto de sus compañeros.
  • Haber permanecido activo durante un largo periodo de tiempo.
  • Para los no jugadores, haber contribuido al crecimiento general y al éxito del juego de póker, con resultados inolvidables, positivos y duraderos.

La clase inaugural de 1979

La clase inaugural de 1979 fue la clase más grande en la historia del Poker Hall of Fame. Los siete miembros originales, seis de los cuales fueron incorporados póstumamente, fueron los siguientes:

Nick "The Greek" Dandolos (1883 - 1966)

Nikolaos Andreas Dandolos, comúnmente conocido como Nick “el griego”, fue un jugador de póker de alto riesgo. Siempre será recordado por protagonizar el mano a mano más famoso de la historia del póker contra Johnny Moss. En 1949, ambos jugadores participaron en una partida legendaria celebrada en el Binion’s Horseshoe Casino de Las Vegas que duró cinco meses. La partida, que se convirtió en una atracción para el establecimiento de juego, terminó con la famosa frase pronunciada por Nick Dandolos: “Señor Moss, tengo que dejarle marchar”.

James Butler "Wild Bill" Hickok (1837- 1876)

Wild Bill Hickok fue uno de los jugadores de póker y uno de los personajes más famosos de la historia del Viejo Oeste americano durante el siglo XIX. Su leyenda creció en el año 1876, cuando fue asesinado por un hombre llamado Jack McCall mientras jugaba una partida de póker en el Nuttal & Mann’s Saloon No. 10, en el campamento minero de Deadwood, Dakota del Sur. Cuando le dispararon, Hickok sostenía una mano de dos pares: ases y ochos. Una mano que rápidamente fue conocida como la "Mano del Hombre Muerto".

Edmond Hoyle (1672 - 1769)

Edmond Hoyle es conocido como "El Padre del Whist", ya que escribió el libro Un Breve Tratado acerca del Juego del Whist (1742), donde recogió las reglas del Whist, un juego de cartas tradicional y el primer gran juego inglés de sociedad. Esta obra se usaba habitualmente para resolver las disputas en las partidas jugadas por los londinenses. Aunque murió 60 años antes de que se inventara el póker, el caballero inglés fue admitido en el Poker Hall of Fame por su trabajo sobre las reglas del Whist, el juego de cartas más popular de su tiempo.

Felton "Corky" McCorquodale (1904 - 1968)

En 1963, Felton "Corky" McCorquodale introdujo el Texas Hold’em en la ciudad de Las Vegas, concretamente en el California Club. Este hecho cambió la historia del juego de cartas para siempre. Con el paso del tiempo, el Texas Hold’em se convirtió en la modalidad más popular de póker en la ciudad del juego, y desde allí se expandió al resto del mundo. Hoy en día, los juegos de Texas Hold’em siguen triunfando tanto en el póker en vivo como en el póker online.

Johnny Moss (1907 - 1995)

Johnny Moss, uno de los mejores jugadores de póker de todos los tiempos, conquistó el primer Main Event de las World Series of Poker (WSOP) en 1970. El jugador nacido en Marshall, Texas, fue elegido por votación como el mejor jugador del torneo. Moss ganó tres de las cinco primeras ediciones del Main Event de las WSOP (1970, 1971 y 1974). Además, participó todos los años desde 1970 hasta su muerte en 1995. El estadounidense fue la única persona de la clase inaugural de 1979 que no fue admitida póstumamente en el Poker Hall of Fame.

Red Winn (1896 - Desconocido)

Desconocido para el público en general, Red Winn siempre fue admirado por sus compañeros, que lo consideraban el mejor jugador de póker de su tiempo. Jugó al juego de cartas a principios del siglo XIX, y siempre demostró su habilidad con los naipes en todas las variantes de póker que existían en aquella época.

Sid Wyma (1910 - 1978)

Nacido en Missouri, Sid Wyma fue un jugador de póker de alto riesgo. Más allá del juego de cartas, Wyma dejó su huella como propietario de varios de los mejores casinos de Las Vegas, incluidos el Sands, Riviera y Dunes, durante tres décadas. Cuando falleció en 1978, un año antes de ser admitido en el Poker Hall of Fame, el juego en el Dunes se detuvo durante dos minutos para recordar la figura de un excelente jugador de póker como Sid Wyma.