• Antípodas y lugares curiosos
4 razones para visitar Formentera

4 razones para visitar Formentera

  • 12 de enero de 2020

84 km2 por 20 km de largo y 69 km de costa salpicada de innumerables playas: las dimensiones de la más pequeña de las cuatro islas del archipiélago balear son un sueño.

Lejos de la Ibiza festiva, del turista de Palma de Mallorca, Formentera es probablemente la isla más discreta mostrando su propio estilo. Te damos 4 buenas razones para pasar sus vacaciones en Formentera.

1. Para pasear en bicicleta

Culminando a 196 metros, la isla sigue siendo relativamente plana. Una de las mejores formas de descubrirla es en bicicleta. Sobre todo porque tiene nada menos que 32 "rutas verdes", especialmente adaptadas para ciclismo y / o senderismo, constituyendo más de 100 km de rutas marcadas.

Al reducir las distancias y facilitar los circuitos, toda la familia puede disfrutar de estos paseos. Entre el Parque Natural de Ses Salines, con sus relucientes marismas, los impresionantes acantilados de Far de la Mola, los senderos mediterráneos y las largas playas de arena, disfrutarás de una hermosa diversidad de paisajes.

¿Qué vas con los días ajustados? Formentera también te ofrece la posibilidad recorrerla en moto, vayas donde vayas encontrarás gente desplándose de un lugar a otro en moto. En la web de LaSavina podrás alquilar una moto por días, reserva con tiempo ya que están muy solicitadas.

2. Por el mar turquesa

Cristalinas, las aguas de Formentera igualan a las postales más impresionantes del Caribe. Mil tonos de azules brillantes, reflejos de azul, profundidad turquesa ... El mar juega con nuestros sentidos y está adornado con tonos resplandecientes. Rodeada por una miríada de playas de arena, las costas de la isla son el paraíso de los veraneantes. La principal causa es la posidonia Mediterránea. Este gigantesco organismo de plantas marinas, clasificado por la Unesco en 1999, oxigena el agua y le da esta increíble transparencia.

Desde la magnífica Cala Saona en el oeste hasta las playas más tranquilas de Migjorn en el sur, encontrarás tu playa favorita. Al norte, el paisaje de Ses Illetes forma una especie de tómbolo arenoso, un brazo de arena que avanza hacia el mar, sobre las dunas en las que puedes caminar hasta que estés completamente solo ... ¡Una sensación de tranquilidad y soledad que nunca habrás experimentado!

3. Para visitar lugares pintorescos

Bares musicales con los pies en la arena, terrazas que dominan las olas, mesas esparcidas por las dunas, relajarse al estilo hippie chic con vista al mar, sofisticados clubes de playa ... ¡Las opciones de ocio en Formentera son muy variadas! Totalmente relajado y súper estudiado, el aspecto de los bares, restaurantes y hoteles mezcla materiales naturales, hamacas, ratán y cestas tejidas en una armonía bastante impresionante. Además de decoraciones pintorescas, la mayoría de las veces te encontrarás en un entorno idílico, junto a la playa o con vistas al mar ... ¡Y sin estrés, cada rincón de la isla ofrece su parte del espacio para disfrutar!

4. Por la gastronomía local

La isla es un sueño para los gourmets. Primero, por la gran cantidad de restaurantes costeros familiares, cada uno más tentador que el otro ... Segundo, porque revelan un alto dominio de la gastronomía local. Galardonado con una estrella Michelin, el restaurante Can Dani es líder en esta categoría.

Sin embargo, seco y rocoso, la tierra de Formentera no es propicia para la jardinería de mercado. El vino, los higos (que hacen un riquísimo "pan de higo") y las aceitunas son los productos básicos. Prueba el pescado seco, especialmente en la ensalada campesina. Degusta sin problemas los calamares a la bruta (calamar en tinta), el arroz ciego (¡un arroz ciego, porque puedes comerlo con los ojos cerrados!) Y completa tu degustación con un vaso de Las Hierbas, un licor de hierbas digestivas que combinan quince hierbas diferentes. ¡Luego dirígete a la playa para disfrutar de una tranquila siesta al sol!