• Antípodas y lugares curiosos
¿Qué isla visitar del Caribe?

¿Qué isla visitar del Caribe?

  • 16 de diciembre de 2018

Asociamos el Caribe a una imagen de arena blanca y palmeras. Sin embargo, cada isla tiene su propia atmósfera única, diferentes paisajes geográficos, una historia especial y un entorno cultural único. Para viajar al Caribe debes conocer las características de cada isla, nuestra guía te ayudará a elegir la más adecuada.


Isla Guadalupe, la deportista

Las diferentes actividades deportivas se han convertido en el principal reclamo turístico en Guadalupe y en sus cinco islas. Un mar a 27°C y vientos constantes la han convertido en el paraíso de los aficionados al windsurf y el kitesurf. Los surfistas y buceadores también encontrarán una isla ideal para su actividad. Pero la oferta del archipiélago no se limita a los deportes acuáticos: 300 km de senderos forestales disponibles para los excursionistas, incluidos 150 km en el parque nacional. El paseo a caballo es también una visita obligada para explorar las playas salvajes y desérticas.


Isla Martinica, el relax

Martinica es ideal para unas vacaciones familiares relajantes. Las playas de arena, como la playa de la Grande Anse d'Arlet son ideales para toda la familia. En el lado del Atlántico, los bancos de arena son particularmente populares entre los lugareños que llegan para tomar el sol los fines de semana mientras beben ponche. "La isla de las flores" también merece su apodo con sus 1700 especies florales. Una biodiversidad excepcional para descubrir en los jardines botánicos o en las innumerables rutas de senderismo que cruzan la isla.


Isla de San Martín, el moderno

Ubicado al noroeste de Guadalupe, San Martín reúne a dos naciones: Francia al norte y los Países Bajos al sur. La isla es conocida por sus numerosas tiendas de lujo libres de impuestos, resorts estadounidenses y una vida nocturna muy activa. Si la bahía oriental (lado francés) es apodada "St. Tropez of the Caribbean", la parte holandesa se parece más a Las Vegas. En el norte, las fiestas a la luna llena en la playa de Friar's Bay atraen a mucha gente hasta la madrugada.


Isla de San Bartolomé, el dulce

Una mezcla de culturas criollas, francesas y suecas, San Bartolomé tiene una atmósfera atemporal. A pesar de las similitudes con San Bartolomé (clientela estadounidense rica, compras libres de impuestos), el pequeño archipiélago ha conservado sus tradiciones, su armonía arquitectónica y su ecosistema. Un verdadero remanso de paz, su lema podría ser "lujo, calma y placer". Lejos del turismo de masas, su reserva natural da la bienvenida a los buceadores en el respeto de la fauna y la flora. Los gourmets apreciarán la refinada cocina de inspiración francesa e italiana que ofrecen los restaurantes locales.


Cuba, lo retro

Visitar Cuba es retroceder en el tiempo. El tiempo se encuentra parado en Cuba, todavía es posible recordar a Hemingway en el bar El Floridita. En Santiago, el recuerdo de la guerrilla permanece íntimamente ligado a las antiguas piedras de las mansiones coloniales. Pero es especialmente a través de la música donde podemos encontrar la auténtica cultura cubana. En todos los lugares se baila rumba, géneros musicales seculares marcados por la mezcla de español y africano.


República Dominicana, la económica

La República Dominicana es especialista en las vacaciones de todo incluido, la fórmula ideal para pasar una semana bajo los árboles de coco a precios muy ventajosos. Por ese motivo es así el primer destino turístico del caribe. Las playas son muy grandes y todas son de arena blanca, sin duda, su principal activo. Todo está hecho para unas vacaciones muy relajadas. Sin embargo, el interior revela un lado más natural: la Cordillera Central ofrece un entorno ideal para practicar senderismo en el corazón de la vegetación tropical. El más decidido podrá a escalar el monte Pico Duarte (3175 m), que domina el Caribe.


Jamaica, el musical

Como en Cuba, la música es una parte importante de la vida local. No creas que los jamaiquinos solo escuchan el reggae: las canciones y los ritmos africanos fueron, ante todo, importantes en la difusión del ritmo y el blues. Para disfrutar de esta emoción musical será necesario visitar las playas donde se realizan conciertos. El Museo Bob Marley y los estudios Kingston Tuff Gong también son de visita obligada.


Santa Lucía, la festiva

Esta pequeña isla de habla inglesa en el sur de Martinica vive al ritmo de sus festividades. En mayo, el Festival de Jazz y Artes acoge a una gran cantidad de artistas internacionales durante una docena de días. En junio, es el turno del carnaval de la isla: ¡Santa Lucía se disfrazan y bailan el calypso durante un mes! Los isleños también celebran la belleza de la flora local durante la Santa Rosa de Lima y la fiesta de la Margarita. La exuberante vegetación de Santa Lucía rivaliza fácilmente con su vecina Martinica: ¡algo para deleitar a los excursionistas!


Las Bahamas, el lujo

Las Bahamas están ubicadas en el sureste de Florida y están catalogadas como uno de los destinos exóticos favoritos de los estadounidenses. Una multitud de cruceros hacen escala en Nassau, la capital, que concentra gran parte de los centros turísticos del país. Aquí, el ocio y el lujo van de la mano: la vela, la pesca deportiva y golf... Pero las joyas del archipiélago, sin duda, reside en sus arrecifes de coral y sus excepcionales puntos de buceo. ¿Qué es más deslumbrante que nadar junto a los delfines en el Parque Nacional Peterson Cay?


Dominica, naturaleza

Pequeña isla ubicada entre Martinica y Guadalupe, Dominica se caracteriza por sus países salvajes. Acompañado por un guía, podrás sumergirte en el corazón del Parque Nacional Morne Trois Pitons para descubrir las curiosidades de la naturaleza, como el lago Boiling o las cataratas gemelas de Trafalgar. Explora sus ricos bosques tropicales a través de tierras volcánicas, el hogar de muchas aves (incluyendo Sisserou, autóctono de la isla) y también será posible navegar para observar las ballenas que se acercan a la isla.

Añade tu comentario