• Antípodas y lugares curiosos
Estado de Bahía (Brasil)

Estado de Bahía (Brasil)

  • 25 de septiembre de 2020

El estado de Bahía es uno de los estados brasileños más grandes, y también tiene el mayor número de divisas con otras unidades federales.

Bahía es un estado brasileño ubicado en la región Nordeste y limita con los estados de Pernambuco y Piauí, al norte; con Tocantins, al oeste; con Goiás, al sureste; Minas Gerais, al sur; Espírito Santo, al sureste; y Sergipe y Alagoas, al noreste; Tiene una extensión territorial de 564.733 km², donde viven algo más de 15 millones de habitantes. La capital es Salvador, uno de los 417 municipios actualmente establecidos.

El territorio bahiano está marcado por la presencia de una llanura costera a lo largo de su costa en el Atlántico, con predominio de mesetas en el centro-sur y oeste del estado, además de la Depresión de Sertaneja, una unidad importante que, en el estado, sigue los caminos, señalado por el Valle del Río São Francisco. En las regiones de la meseta se encuentran las mayores altitudes del estado, donde el punto principal es la Serra do Barbado, con 2.033 metros sobre el nivel del mar.

Debido a que la región del valle de São Francisco se ubica entre dos grandes mesetas, marcadas por grandes altitudes, esta región tiene un clima con pocas precipitaciones, típico del semiárido nororiental. En otras partes del estado, el clima es tropical, con lluvias regulares y una temperatura promedio de 26ºC.

La economía de Bahía se basa en la agricultura, la industria y el turismo. Los principales productos agrícolas son la soja, la caña de azúcar, el cacao y la carne vacuna. En el ámbito industrial, los principales segmentos son la producción química, petroquímica y agroindustrial, con énfasis en COPEC (Complejo Petroquímico de Camaçari), en la región metropolitana de Salvador. En turismo, destacan las hermosas playas, dunas y centros históricos, como la capital bahiana y ciudades como Ilhéus e Itabuna.

La cultura bahiana es una de las más llamativas y plurales del territorio brasileño. En él confluyen los géneros de vida europeos, africanos e indígenas, constituyendo un verdadero mosaico étnico y cultural. El estado es considerado como uno de los principales centros de difusión de la cultura negra en Brasil, siendo el lugar de nacimiento de actividades como la capoeira y religiones como el Candomblé y la Umbanda, importantes componentes del patrimonio inmaterial de Brasil.