• Antípodas y lugares curiosos
Innsbruck, visita el corazón de los Alpes

Innsbruck, visita el corazón de los Alpes

  • 26 de abril de 2019

Innsbruck, la capital del Tirol austriaco, se encuentra en el corazón de los Alpes, en el río Inn. Ciudad histórica y pintoresca, posee un notable patrimonio arquitectónico y cultural.

Codiciado por todas los países que lo rodean a lo largo de su historia, Innsbruck fue la sede de la corte imperial de Maximiliano I a fines del siglo XV. Hoy, los monumentos imperiales de la época de los Habsburgo se mezclan con los edificios más modernos en el casco antiguo. Este conjunto le da un encanto único de su tipo.

Te preguntarás qué puedes ver en Innsbruck durante el viaje. Te mostramos un lista de los 7 lugares imprescindibles que no te puedes perder de Innsbruck.

El techo dorado de Innsbruck

Emblema de la ciudad, el pequeño techo dorado fue construido a petición del emperador Maximiliano I. Esta fachada es la más fotografiada de Austria. Adornado con una logia de honor, está coronado por una segunda logia cubierta con un techo de 2657 placas de cobre dorado. Puedes admirarlo durante tu paseo por el casco antiguo.

Mausoleo del emperador Maximiliano I

No lejos del Techo Dorado se encuentra el Mausoleo del Emperador Maximiliano I, el noble que permitió a los Habsburgo convertirse en una de las dinastías más grandes de Europa. Construido durante su vida, este monumento es uno de los logros más importantes de todas las esculturas renacentistas alemanas. Veintiocho estatuas de bronce, que miden casi 2 metros cada una, hacen guardia alrededor de la tumba. Representan a los antepasados ​​de Habsbourg, ya que se pueden ver a Carlomagno, Clovis y Godefroy de Bouillon.

Castillo de Ambras

Ubicado en el sur de Innsbruck, el castillo de Ambras fue originalmente una fortaleza medieval antes de ser convertido en un castillo renacentista por Fernando II de Tirol. Este último, apasionado por las artes y las ciencias, ha reunido una formidable colección de armas, pinturas, piezas de armaduras hechas a mano, pero también obras de artes exóticas y objetos de todo el mundo.

Palacio Imperial de Innsbruck

El Hofburg es una antigua residencia imperial y real de Austria-Hungría. El primer castillo medieval, María Teresa de Austria, lo destruyó para construir el actual edificio de estilo rococó, al estilo de la corte de Viena.

Extremadamente bien conservado y restaurado, la visita al palacio imperial permite admirar la riqueza de los Habsburgo de Austria mientras descubres la historia de las grandes figuras históricas, como María Teresa de Austria o la Emperatriz Sissi. No te pierdas la exposición única de la emperatriz Sissi.

Museo de arte popular tirolés

El Museo de Arte Popular Tirolés de Innsbruck es uno de los más bellos de Europa en su género. Ubicado junto al Mausoleo y el Palacio Imperial, es una visita obligada si vienes a Innsbruck. Este museo etnográfico se extiende en tres pisos, sumergiéndote en la historia y la vida pintoresca del Tirol.

La propia ciudad de Innsbruck

Si aún te preguntas qué puedes hacer en Innsbruck, aquí algunas recomendaciones:

  • Tirol Panorama: un museo moderno con una impresionante vista de 360 ​​° de la emocionante historia del Tirol.
  • Los funiculares del Nordkette.
  • Helbling House: un edificio de estilo gótico que se transformó a estilo rococó en 1732.
  • Triumphpforte: un magnífico arco triunfal y construido por orden de la emperatriz María Teresa de Austria con motivo de la boda de su hijo Leopold con la española Marie-Louise.
  • El mercado de Navidad: uno de los más bellos y románticos de los Alpes, que dura desde mediados de noviembre hasta principios de enero.
  • El Año Nuevo: para el Año Nuevo, la ciudad se transforma en un salón de baile gigante. Música en vivo, especialidades culinarias y espectáculos están en el programa, además de fuegos artificiales que iluminan las montañas circundantes. Visitar la ciudad en invierno y en verano asegura que experimentes un ambiente típico, pintoresco y preservado. El invierno es encantador gracias a las festividades de fin de año y la nieve que cubre las colinas de las montañas. El verano es cálido, la dulzura de la vida en la tirolesa.

Qué hacer cerca de Innsbruck

Visitar Innsbruck te permitirá descubrir muchas maravillas. ¡Pero es una pena que te limites únicamente a la ciudad y no explores las montañas!

  • Visia el Alpenzoo: tomando el impresionante funicular Hungerburgbahn diseñado por Zaha Hadid, tendrás acceso a este hermoso parque de animales. Una visita obligada si vienes a Innsbruck: el parque muestra la fauna alpina y las exhibiciones te permiten conocer más sobre los ecosistemas del Tirol.
  • Sube al funicular para acceder al restaurante Seegrude a 2000 metros sobre el nivel del mar: en la parte superio encontrarás una panorámica impresionante.
  • Disfruta del esquí: visitar Innsbruck y el Tirol te da acceso a los 300 km de pistas repartidas en 9 áreas de esquí.
  • Practica senderismo o ciclismo de montaña: el verano en Tirol es particularmente precioso y también es famoso por los hermosos paisajes para los excursiones. La ruta de senderismo más famosa es Eagle Way.

Vídeo relacionado