• Antípodas y lugares curiosos
Viajes a Tierra Santa

Viajes a Tierra Santa

  • 28 de mayo de 2022

Tierra Santa es la denominación que comprende el territorio geográfico, donde se desarrollaron las escenas bíblicas contempladas en el Antiguo y Nuevo Testamento, término que también suele asociarse con tierra prometida, sin embargo, algunos autores exponen que ambos términos poseen diferentes interpretaciones.

Se trata de uno de los espacios más turísticos a nivel mundial, en parte gracias a su espiritualidad, pues es un lugar de gran valor para las religiones monoteístas más importantes, es decir, el cristianismo, judaísmo e Islam. De igual manera, alrededor de este territorio se encuentran ciudades como Tel Aviv y Jerusalén, quienes cuentan con una destacada infraestructura turística.

De acuerdo a múltiples autores la mejor época para visitar Israel es entre primavera y verano para disfrutar de temperaturas cálidas, pues al tratarse de una zona desértica los meses de invierno suelen ser muy fríos. A su vez, se recomienda pasar por lo menos 4 o 5 días, para disfrutar de sus diferentes atractivos como la Iglesia del Santo Sepulcro, y el Monte de Olivos.

Por ello, te traemos algunas recomendaciones sobre lugares para visitar en Tierra Santa. Ver mas en Lashuellasdelcielo.com

Iglesia del Santo Sepulcro

La iglesia o basílica del Santo Sepulcro es un recinto cristiano situado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el cual data del año 326 después de Cristo. Este espacio es un claro representante de la arquitectura románica, barroca y bizantina de la época, y actualmente es custodiado por diferentes comunidades cristianas como la Orden de Frailes Menores.

De acuerdo a la religión cristiana la basílica se levantó sobre la tumba de Jesús, el cual está enterrado en el Santo Sepulcro, un espacio bajo la custodia de griegos, armenios, etíopes, sirios, coptos y franciscanos.

Monte de los Olivos

El monte de los olvidos o también conocido monte Olivete es un espacio ubicado en el Valle de Cedrón, en Jerusalén. De acuerdo a las escrituras, se trata del lugar donde Jesús realizaba sus oraciones, allí fue donde pasó los 40 días de retiro y ayuno previo a su crucifixión que actualmente se conocen como cuaresma.

Este es para los creyentes uno de los lugares más valiosos de Tierra Santa, ubicado específicamente al este de Jerusalén. Un espacio con más de 2 mil años de historia, el cual actualmente está acompañado de algunas edificaciones religiosas como la Iglesia de la Ascensión, y la Iglesia de todas las Naciones.

Parque Arqueológico de Magdala

Se trata de un espacio de gran valor religioso al noroeste del Mar de Galilea, en el que vivió María Magdalena, una mujer que se convirtió en discípula de Jesús. Allí podrás encontrarás diferentes monumentos y estructuras de valor arqueológico como la Famosa Piedra de Magdala, donde se plasman diferentes escenas de la época.

Este espacio fue descubierto en 2005 cuando se disponía a construir el Pontificio Notre Dame de Jerusalén, sin embargo, al iniciar las excavaciones se descubrieron los hallazgos arqueológicos, entre ellos, una sinagoga del primer siglo, y posteriormente la piedra de Magdala, identificando así diferentes estructuras de un pueblo judío del primer siglo que comenzó a llamarse Magdala.

Actualmente, la ciudad de Magdala sólo se encuentra excavada al 10%, no obstante, brinda una experiencia completa sobre el estilo de vida de los primeros seguidores de Jesús.

Mar de Galilea

El Mar de Galilea o también conocido como lago de Tiberiades, lago de Genesaret y lago de Kineret es un espacio de agua dulce ubicado en Asia Occidental, específicamente, al norte de Israel. Un lugar actualmente muy visitado, pues en él ocurrieron múltiples escenas de la vida de Jesús, como su caminata sobre el agua, y las pescas milagrosas.

Este espacio ofrece diversidad de atractivos, desde el disfrute de sus playas hasta el descubrimiento de un lugar de gran valor para el cristianismo. Mencionando que, podrás recorrer este interesante entorno a través de visitas guiadas que parten desde Tel Aviv y Jerusalén.

Ciudad de Jerusalén

La ciudad de Jerusalén se encuentra en Oriente Próximo, entre el mar mediterráneo y la ribera del mar muerto, la cual representa un espacio de gran valor para tres religiones monoteístas, por ende, en sus tierras convergen las mezquitas, sinagogas y basílicas.

Donde sus monumentos más visitados son el Monte del Templo por los musulmanes, el Muro de los Lamentos por los judíos, y por supuesto la Basílica del Santo Sepulcro visitada por los creyentes de la doctrina cristiana. Esta ciudad cuenta con interesantes mercados y puestos de comida local, sumado a variadas opciones de alojamiento que se hallan entre sus templos y callejuelas.

Ciudad de David

Actualmente conocido como Parque Nacional de David es un espacio donde las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, ponen una separación entre la parte vieja y nueva de la Ciudad. Se piensa que este espacio ha estado habitado por lo menos desde el año 3000 antes de Cristo, y sus límites se han expandido a lo largo de la historia.

Allí, podrás encontrar desde túneles subterráneos, hasta espectáculos nocturnos de luces, música y gastronomía alrededor de las murallas del castillo, donde podrás obtener una probadita de la cultura local.

Mar muerto

Uno de los lugares más visitados en Tierra Santa es sin duda el mar muerto, pues sus aguas con alto contenido de sal ofrecen una experiencia única, en este espacio podrás flotar con gran facilidad, disfrutar de una orilla repleta de cristales de sal, llenarte de barro, y apreciar el hermoso paisaje.

A su vez, durante los últimos años la industria hotelera y gastronómica ha crecido en gran medida gracias a la singularidad del espacio, pues el mar muerto representa el punto más profundo del planeta, y sus aguas son nueve veces más saladas que las del resto de los mares y océanos de la Tierra, lo que impide el crecimiento de grandes formas de vida como peces y ranas.

Finalmente, también destacan otros atractivos como la ciudad del Nazaret, donde Jesús vivió la mayor parte de su vida y el arcángel Gabriel le anunció a María su llegada, además de la ciudad de Belén donde nació Jesús en un pesebre, y la joven e internacional Ciudad de Tel Aviv.