• Antípodas y lugares curiosos
Curiosidades del Monte Ararat

Curiosidades del Monte Ararat

  • 19 de septiembre de 2019

Ararat es una región de Armenia regada por el río Aras. En ella se ha situado el lugar en que según el relato bíblico, se detuvo el arca de Noé. También se ha aplicado el nombre a un macizo montañoso de Turquía oriental, de origen volcánico, que constituye la región más elevada de Armenia; 5.165 metros de altura.

Monte Ararat

El Monte Ararat se encuentra en la provincia oriental de Ağrı en Turquía, atrae la la atención de científicos y académicos pues se dice que allí se encuentran los restos del Arca de Noé y de la historia del diluvio que tuvo lugar en su día.

Aunque su cumbre ya no está incluida en las fronteras de Armenia, sino que sirve como base de observación militar para Turquía, el Monte Ararat sigue siendo el símbolo de la tierra natal de la nación armenia: lo es, con su corona habitual de nubes. Culminando a 5.137 metros sobre el nivel del mar, el gran Ararat es un volcán que estuvo activo en el tercer milenio antes de Cristo, y que da testimonio del movimiento de las placas tectónicas de Eurasia, Árabe y Anatolia.

El monte Ararat domina una cadena montañosa en el este de Turquía. Una intensa actividad volcánica dio origen al monte hace 1,5 millones de años. Erupción tras erupción, este cráter o más bien estos cráteres se elevaron pacientemente para convertirse en los picos más altos de la región. Al examinar más de cerca el perfil del Monte Ararat, se delinean dos picos, conectados por una amplia banda de lava. El "Gran Ararat" se aproxima a 5.160 metros, mientras que el "Pequeño Ararat", el sexto pico más alto del país y un cono casi perfecto, se eleva entre 3.896 metros y 3.925 metros (dependiendo de las fuentes). Gigante cubierto de hielo y nieve, el techo de Turquía se considera un volcán dormido coronado por una gruesa capa de hielo.

Más allá de su naturaleza geológica, el Monte Ararat aparece como un sitio envuelto en un aura sagrada. Las civilizaciones que ocuparon sucesivamente sus flancos y se asentaron a sus pies le han dado una posición central en su mitología. Para los sumerios como para los antiguos armenios, era el lugar donde el sol descansaba por la noche.

Uno de los personajes de la Biblia, Senacherrib, fue asesinado por sus hijos que luego huyeron "a la tierra de Ararat" (Is 37, 38). Aunque es difícil especificar la realidad de este antiguo reino, también mencionado en las fuentes asirias bajo el nombre de Urartou, podemos recordar estas historias medievales que describen la antigua exuberancia de las laderas de Ararat, así como la presencia de aldeas que ahora han desaparecido, particularmente en el valle que separa al gran Ararat del pequeño Ararat; Todavía vemos las ruinas del Monasterio de San Jacob, destruido por un terremoto en 1840.

Pero el Monte Ararat es sobre todo el recordatorio del episodio bíblico del diluvio, el lugar donde, según el Libro del Génesis (capítulo 8), después de 150 días de lluvias, surgió el Arca de Noé. De hecho, en 1949 durante una misión aérea de la Fuerza Aérea de EE. UU., se tomó una fotografía del hielo del Monte Ararat, que muestra una protuberancia no identificada a 4.724 metros sobre el nivel del mar. Un equipo de aventureros chinos afirmaron en 2004 estar 99.99% seguro de que eran fragmentos de madera que datan de hace 4.800 años, cuando el Arca navegó.

Una de las mejores maneras de disfrutar del Monte Ararat es visitar el monasterio de Khor Virap en el lado armenio de la frontera, un balcón natural del macizo volcánico. Khor Virap, o "pozo profundo", un lugar de peregrinación que conmemora el encarcelamiento de San Gregorio el Iluminador, cuando el rey Tiridate IV todavía perseguía a los cristianos. Este monasterio es uno de los principales sitios turísticos de Armenia, tanto por la belleza de sus edificios como por sus paisajes.